Inicio Arte y CulturaMúsica Serrat sigue siendo un soñador de pelo largo

Serrat sigue siendo un soñador de pelo largo

por Alejandro Herrera

Su gira Mediterráneo Da Capo llegará al Palacio de Bellas Artes y al Auditorio Nacional.

CIUDAD DE MÉXICO.- Mañana el cantautor catalán Joan Manuel Serrat pisará el escenario del Palacio de Bellas Artes, como parte de la gira Mediterráneo Da Capo, con la cual visitará también Guadalajara y Puebla.

Serrat, vestido de negro y con la actitud de un “soñador de pelo largo” aunque ahora distribuido de “forma heterogénea”, como él mismo declaró, se presentó esta tarde ante la prensa mexicana para conversar sobre los pormenores de sus presentaciones en nuestro país.

Mediterráneo Da Capo revisará el álbum editado en 1971 como un homenaje a aquellas músicas que han acompañado al intérprete de clásicos como “Penélope”, “Lucía”, “Tío Alberto”, “Hoy puede ser un gran día”, entre otras. “Es una forma de agradecer a estás canciones la forma en que han fortalecido y abonado mi relación con la gente”.

Serrat, de 75 años, expresó su sentir respecto a la juventud de hoy en día: “Yo creo que los jóvenes encuentran en el arte lo que la sociedad no les da en otros ámbitos, creo que en estos momentos existen más posibilidades de obtener más conocimientos, el gran problema con el que se enfrentan los jóvenes no es dónde estudiar, sino para qué estudiar”.

Proveniente de una generación convulsa, que “pasó del automóvil a los viajes a la luna” el compositor cree que la lírica no pasa por buenos tiempos, sin embargo, al ser interrogado sobre la música actual, Joan Manuel se declaró “incapaz de juzgar aquello que ignora”.

“Hay cosas que escucho y las ignoro porque no me emocionan, no me interesan, no me conmueven. Pero no por eso pienso que el bueno de la historia soy yo y el malo es otro. Prescindo de entrar en juicios de valores que le impidan a esta música el normal desarrollo, la libertad y los espacios. Las cosas existen porque hay un caldo de cultivo que hace que haya gente a la que le interese, yo no tengo nada contra eso, es más, me gustaría entenderlo, lo disfrutaría más”.

Exiliado en México durante los años de la dictadura franquista, Serrat hizo hincapié en el arraigo que tiene con México, pues, como apuntó con un atisbo de nostalgia, aquí ha visto a sus amigos prolongar sus familias, morir y dejar la vida en jirones.

“México ha sido mi casa, ha sido mi patio de juegos, mi lecho nupcial; una vida que tiene un recorrido al que si le quitaras México no se entendería”, indicó.

A pesar de su trayectoria y de haber pisado los escenarios más importantes del mundo, el catalán no tiene prisa. “Sigo escribiendo, sigo componiendo, pero no tengo ganas de publicar nada. Para mi, el trabajo que viene es de suma importancia y no quiero darle un motivo de urgencia” concluyó.

Dejar un comentario